Entendido el hombre como ser multidimensional y autónomo en su construcción, la integridad en la institución es desde el punto de vista académico, la universalización de las distintas manifestaciones del saber científico, un ejercicio de relacionar al estudiante con el conocimiento, con la sociedad, con la naturaleza y con la cultura para lograr la articulación del saber.